La bioquímica húngara Katalin Karikó y el investigador estadounidense Drew Weissman fueron galardonados este lunes 2 de octubre con el Premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos realizados sobre el ARN mensajero, un hallazgo clave para el desarrollo de las vacunas aplicadas durante la pandemia de Covid-19.

Ambos científicos, según manifestó el jurado, fueron destacados por “sus descubrimientos sobre las modificaciones de las bases nucleicas que permitieron el desarrollo de vacunas efectivas contra el covid-19″. Su reconocimiento rompió la tradición del Comité del Nobel en Estocolmo de premiar trabajos con décadas de trayectoria.

Katalin Karikó y Drew Weissman, investigadores galardonados con el Premio Nobel de Medicina.

“Los ganadores contribuyeron al desarrollo a un ritmo sin precedentes de una vacuna durante una de las mayores amenazas para la salud de la humanidad en los tiempos modernos”, expresó el jurado al momento de entregar el reconocido premio, según recogió la agencia AFP.

La tecnología premiada a través de los investigadores data del año 2005, aunque las primeras vacunas que implementaron el uso del ARN mensajero fueron desarrolladas por Pfizer/BioNTech y Moderna para combatir la pandemia de Covid-19.

El descubrimiento de Karikó y Weissman ya les valió de múltiples reconocimientos, incluyendo el Premio Princesa de Asturias en 2021, galardón que compartieron con otros científicos. Además, en esta ocasión recibieron un diploma, una medalla de oro y un cheque de casi un millón de dólares.

Se definen los premios Nobel en un contexto de guerras y golpes de estado: un premio con carga política

El año pasado, el Premio Nobel de Medicina se le otorgó al sueco Svante Pääbo en reconocimiento por el desarrollo de la paleogenética y sus descubrimientos sobre la evolución humana. El biólogo trabajó en la secuenciación del genoma de los neandertales y descubrió que los humanos comparten parte de sus genes con dicho homínido extinto.

Históricamente, el reconocimiento de Medicina se le ha otorgado a profesionales que han realizado descubrimientos de gran impacto, como los rayos X, la penicilina, la insulina o el ADN, aunque también ha premiado hallazgos como la lobotomía y el insecticida DDT, hoy caídos en desgracia.

Irán, Ucrania, cambio climático

La entrega de los Premios Nobel continuará este martes con el de Física, que puede tener como ganador al grafeno retorcido, el observatorio de neutrinos IceCube en la Antártica o el desarrollo del almacenamiento de datos en alta densidad en el campo de la espintrónica.

Para el Nobel de Química del miércoles, el dirigente de Clarivate, empresa especializada en investigación científica, estima que la secuenciación de nueva generación del ADN puede llevarse los honores.

A su vez, Lars Brostrom de la radio NR, señaló al biólogo residente en Estados Unidos Omar Yaghi por su trabajo sobre las redes metalo-orgánicas y sus propiedades porosas que permiten absorber gases peligrosos.

Katalin Kariko y Drew Weissman
La bioquímica y el investigador fueron reconocidos por el desarrollo del ARN mensajero, un trabajo clave para las vacunas aplicadas contra el Covid-19.

Entre los posibles ganadores del Nobel de Literatura que será entregado el jueves aparece la escritora rusa disidente, Liudmila Ulítskaya, el escritor vanguardista chino Can Xue y el célebre y amenazado escritor británico Salman Rushdie.

Asimismo, la sombra de la guerra en Ucrania y de las divisiones en la comunidad internacional se ciernen sobre el Nobel de la Paz, que debe ser anunciado este viernes en Oslo. Además, algunos esperan recompensar a las mujeres iraníes que se han manifestado contra el uso obligatorio del velo tras la muerte de la joven Mahsa Amini en 2022.

El premio Nobel de Economía, como se conoce popularmente al Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en Memoria de Alfred Nobel, cerrará la temporada de premiaciones y reconocimiento el próximo 9 de octubre.

 

AS/ff